BENEFICIOS DE COMPRAR TU APARTAMENTO EN POZO

Invertir en el pozo. ¿Es un buen negocio?

 

Las oportunidades de invertir en el mercado inmobiliario se pueden aprovechar al máximo si conocemos en detalle las diferentes posibilidades que se presentan. Existen distintos objetivos al momento de invertir en un apartamento en pozo. Sin embargo, ya sea para proteger tus ahorros, para hacer trabajar el dinero y no colocarlo en un plazo fijo con un margen de ganancia ínfimo, para invertir tus capitales o para tener la oportunidad de vivir tranquilo en un inmueble propio, motivos sobran.



¿Qué es un proyecto “en pozo”?

 

Un proyecto de vivienda “en pozo” es básicamente una pre-venta que sale al mercado una vez que están los planos aprobados.  Es decir, comprar un apartamento antes de que esté terminado en un 100%. Esta pre-venta se lanza una vez que el proyecto cuenta con toda la documentación aprobada, y se destina entre aproximadamente un 70% de los apartamentos a esta modalidad de venta. El resto se comercializa una vez finalizado el proyecto, a un precio superior.).

La ley 18.795 trajo consigo un incremento de la oferta de proyectos inmobiliarios en nuestro país y junto a eso una tendencia creciente gracias a las múltiples ventajas que ofrece esta técnica para invertir en Uruguay.



Ventajas de invertir en pozo

 

Ahorro: El precio de comprar en pozo puede representar un ahorro de entre el 10% y el 15% respecto al precio final de venta de una unidad a estrenar.

Financiación sin interés: Se puede financiar durante el plazo de obra y no se paga interés. Es fundamental entender que la compra en pozo no está pensada en exclusividad para los inversores, si bien en muchos casos es necesario integrar entre el 50 y 80% del precio durante la obra hay desarrolladores que ofrecen planes de financiación para los clientes que van a tomar crédito hipotecario.

Rentabilidad: Desde las finanzas es la mejor manera de invertir ahorros y ganarle a la inflación. La integración del capital además puede ser gradual, en cuotas fijas y sin interés durante el periodo de obra. El incremento de las inversiones inmobiliarias ha sido sostenido en los últimos 20 años.

Beneficios a largo plazo: Al final del proceso se obtiene un apartamento nuevo con un valor de mercado mucho mayor. Una vez que tengamos la llave lo podemos rentar o revender. Por lo general es una buena idea alquilarlo desde el principio y venderlo con renta.

 

¿Cómo elegir dónde invertir en pozo?

 

La clave al día de hoy está en apostar a aquellos desarrollos que ofrezcan los beneficios fiscales de la ley de vivienda promovida. Por lo cual ese sería el primer filtro que deberíamos poner. Luego hay que estudiar donde se ubica la demanda de alquileres.

La gran apuesta de los inversores hoy está en barrio cordón y La blanqueada. Allí es donde hay mayor cantidad de emprendimientos bajo la ley y donde encontramos al público objetivo para alquileres. La ubicación es clave. No solo importa el precio, ya que si es una zona en crecimiento mi dinero crecerá por comprar en pozo y además por el desarrollo del lugar. Un breve estudio de los servicios que rodean el proyecto son importantes para vivir con mayor comodidad o tentar más inquilinos.

Es importante además estudiar que estudio de Arquitectos desarrolla el proyecto, quien construye y quienes respaldan el proyecto.


¿Cómo pagar un inmueble desde el pozo?

 

Existen diferentes modalidades de pago.

Lo importante es entender que el mayor beneficio radica en una ecuación que se resume a: cuánto mayor capital integre al inicio de la obra mejor precio. Pero esto no nos exime de la posibilidad de financiar durante la obra o comprar financiando el 80% del precio del inmueble con Banco.

Para el negocio que estés pensando hacer siempre es una buena opción consultar a tu asesor inmobiliario de confianza y para eso estamos nosotros, para ayudarte a realizar tus sueños.